Frescor en medio del calor

Fátima pidió la palabra cuando estábamos a punto de abandonar el salón. La sensación de calor era insoportable bajo aquel techo de hojalata, se marcaban las trece horas y la temperatura alcanzaba los 36º C. “Quiero que me regalen solo 5 minutos, tengo algo importante...